La Santísima Trinidad

CONTACTAR EL VENDEDOR

La Santísima Trinidad

Seguidor de Martin de Vos

Fecha de realización : Siglo XVI

Dimensiones : 50,00 x 64,50 x 0,00 cm

Técnica : Oleo


Seguidor de Martin de Vos (1532- Amberes - 1603). La Santísima Trinidad. Óleo sobre cobre.

Nos encontramos ante un cuadro de especial interés, se trata de un cobre de grandes dimensiones cuyo artista se inspira directamente del grabado de Albert Dürero fechado en 1511, representando la Santísima Trinidad.

La relación entre los cuadros y los grabados es un campo que empezó a desarrollarse desde la segunda mitad del siglo XV. Los artistas buscaban referencias y maneras de resolver distintos planteamientos técnicos, aunque realizaban viajes para conocer las costumbres de otros pintores, a menudo los grabados era un medio mas asequible de conocer esos cambios y corrientes mas en auge.

Entre los ejemplos mas conocidos señalamos un cuadro inspirado de un grabado de Martin Schongauer, representa las tentaciones de San Antonio, (Óleo y tempera sobre tabla: 47 x 35cm) estuvo durante muchos años atribuido al joven Miguel Angel Buonarotti, esta obra se sitúa en la segunda mitad del siglo XV.

La obra que nos ocupa es un claro ejemplo de cómo los pintores respetaban a sus maestros.Este cobre se puede fechar muy a principios del siglo XVII. El artista es fiel a la composición original aunque deja plasmado su sello en la manera de dibujar los gestos de los personajes, concretamente la mirada del rostro de Dios Padre, así como la de los Angeles que rodean el cuerpo de Dios Hijo, son rostros finamente dibujados que difieren del grabado original sobre todo en la fuerza de la expresión. La sutileza y calidad del dibujo se trasluce en el respeto de la anatomía de Cristo Muerto, la delicadeza de las gotas de sangre que salen de su costado abierto, las hendiduras de los clavos de los pies, están tratados con especial finura y calidad.

El autor de este cobre aunque respeta el grabado original de 1511 incluso en el aspecto desdibujado del grupo de angeles en segundo plano se permite algunas variantes en los angelotes que equilibran la obra en la parte inferior.